Abana en el Departamento de Bellas Artes y Cartografía de la Biblioteca Nacional de España

Cuando se habla de la Biblioteca Nacional de España, pensamos en libros, incunables, manuscritos… pero dentro de sus muros, se esconde una de las mayores colecciones de nuestro patrimonio artístico: dibujos, estampas, mapas, fotografías, carteles y efímeros. Una riqueza sin precedentes en técnicas, en fechas, en formatos y firmados por los grandes artistas nacionales e internaciones de todos los tiempos. Se trata, sin duda, del Departamento de Bellas Artes y Cartografía de la Biblioteca Nacional.

Custodiado por el mencionado Departamento, este fondo sigue incrementándose a partir de compras, donaciones de artistas y Depósito Legal por lo que se hace preciso no solamente conservar, sino también procesar para poder difundir este tesoro de incalculable valor y que sea accesible a todos los ciudadanos.

Para dicha encomienda, la Biblioteca Nacional de España ha confiado en Abana este cometido de alta especialización y que fieles a nuestras señas de identidad, que son el respeto hacia el trabajo bien hecho y la búsqueda de la calidad, hemos destinado los medios técnicos y humanos necesarios, para ejecutar dicha misión.

Con casi ya un año de desarrollo del proyecto, este se centra en el proceso técnico de 7.000 registros bibliográficos de documentos gráficos, 5.800 registros bibliográficos de documentos cartográficos, 18.500 registros bibliográficos de carteles y láminas posteriores a 1958 y 10.000 documentos fotográficos.

La dedicación y mimo con el que el personal del Departamento de Bellas Artes y Cartografía dota a estos tesoros, se trasmite y se comparte con el personal de Abana que, realizando un trabajo en colaboración y en constante comunicación, impregnan este entusiasmo para que salga a la luz a través del catálogo automatizado Symphony, actual Sistema Integrado de Gestión Bibliotecario que utiliza la Biblioteca Nacional de España.

Además de la catalogación, cada material precisa un acondicionamiento específico y un proceso técnico previo y posterior, que los profesionales asignados por Abana altamente polivalentes y cualificados, desarrollan con diligencia, gran esmero y conocimiento. 

Los contenidos de las colecciones que se tratan son bien variados. Si bien en dibujos, estas se centran en donaciones recientes de ilustradores españoles como Máximo (1932-2014) y Juan Ballesta (1960-2018), en grabados se dispersan en escuelas y artistas nacionales e internacionales anteriores al siglo XIX. En cartografía son fondos procedentes de Depósito Legal, aunque también se cubren otras necesidades, como puede ser el caso de vistas aéreas de los años 60 y 80. En carteles también se procesa los que se reciben por Depósito Legal y aquellos posteriores a 1958, que se guardan en la Sede de Alcalá de Henares. Por último, se está trabajando con negativos y positivos cuya recopilación fotográfica se realizada durante y después de Guerra Civil Española y cuyo material se reunió en el Ministerio de Fomento al terminar la contienda.

De esta forma, tejiendo nuestro pasado y urdiendo nuestro futuro, Abana seguirá trabajando con tesón para que los objetivos y fines de estas instituciones sean una realidad.



Autor: Carmen Sánchez de Molina
Jefe de Equipo

Deja una respuesta